Portal NFL

MENU
Logo
Terça, 24 de novembro de 2020
Publicidade
Publicidade

América Latina

Un grupo evangélico peruano inyecta un medicamento veterinario a miles de personas para la covid-19

Al menos 5.000 habitantes de la Amazonía peruana recibieron una vacuna antiparasitaria para animales que los religiosos ofrecieron

391
Imagem de capa
A-
A+
Use este espaço apenas para a comunicação de erros nesta postagem
Máximo 600 caracteres.
enviando

Al menos 5.000 habitantes de la Amazonía peruana recibieron una vacuna antiparasitaria para animales que los religiosos ofrecieron como "una salvación" para el coronavirus

En la región Loreto, la más grande en la Amazonía peruana, un alcalde y un grupo evangélico han promovido la aplicación de la ivermectina veterinaria a unas 5.000 personas. En esta región desconectada de Perú, donde viven alrededor de un millón de personas de las cuales 300.000 son indígenas, el miedo a la enfermedad y la desatención del Estado han llevado a muchas personas a aceptar la inyección del antiparasitario que se les presentó como un paliativo para la covid-19. “Desde mayo, el alcalde de la provincia de Loreto y una alianza evangélica han convocado, usando las emisoras de radio, a las personas para que les apliquen ivermectina veterinaria como si fuera una vacuna contra la enfermedad. En Nauta, al menos 5.000 personas la han recibido”, cuenta Leonardo Tello, director de Radio Ucamara, la principal emisora de la ciudad ubicada a dos horas de la capital de la región, Iquitos, y punto de entrada hacia las comunidades indígenas del río Marañón.

Tello cuenta que muchas personas sintieron el aceleramiento del corazón tras recibir la inyección. “Ha sido horroroso el efecto secundario”, relata. El director de Radio Ucamara explica que algunos pastores evangélicos de Loreto han vinculado al nuevo coronavirus con el demonio y el fin del mundo, ofreciendo esas inyecciones “como una salvación”.

En la comunidad de Cuninico, donde gran parte de la población tenía síntomas de la covid-19, el técnico del módulo de salud –un ambiente prefabricado para la atención de pacientes por el Ministerio de Salud– dijo a los voluntarios de las denominadas Misiones Evangélicas de la Amazonía, que ya no necesitaban la “vacuna” porque la mayoría de personas se estaba cuidando con la medicina tradicional, con plantas. Sin embargo, los enviados por el grupo evangélico decidieron administrar la ivermectina veterinaria.

“La explicación de los voluntarios fue clara y directa de que está aprobado mediante una ley, y que es un tratamiento animal que da resultados positivos como vacuna”, refirió el apu –jefe indígena– de Cuninico, Wadson Trujillo Acosta. “Dijeron que lo están haciendo a nivel nacional y también en Nauta, y alertaron de los efectos secundarios como la diarrea. A algunas personas sí les produjo esa reacción”, describió.

En Cuninico, el 60% de personas mayores de 18 años recibió el medicamento. “Unas 160 personas”, precisa Trujillo. En 2014, dicha comunidad del pueblo indígena kukama fue afectada gravemente por un derrame de petróleo del oleoducto Norperuano. La contaminación de las aguas de ríos y canales les privó de la pesca para consumo familiar y la venta del excedente. Al no contar con agua potable, solo podían usar agua de lluvia. Tras años de litigio con el Estado, hace algunos meses tienen un módulo de salud donde atienden seis profesionales, hace un año era solo un técnico de salud a cargo.

“Aquí casi todos han tenido síntomas de la covid-19 y con remedios caseros los están contrarrestando. Algunos han estado en aislamiento porque seguimos con el problema de abastecimiento de medicinas. Recibimos 27 pruebas rápidas de diagnóstico para la comunidad, siete resultaron positivas y hemos guardado otras siete pruebas por si empeoran los casos. El personal tiene lo mínimo de implementos de seguridad, pero ya tenemos mascarillas para la población”, informa el apu Trujillo.

Voluntarios reclutados por evangélicos aplican ivermectina veterinaria en Loreto. Facebook de la Federación de Comunidades Nativas del Marañon y Chambira

 

En la región Loreto, la más grande en la Amazonía peruana, un alcalde y un grupo evangélico han promovido la aplicación de la ivermectina veterinaria a unas 5.000 personas. En esta región desconectada de Perú, donde viven alrededor de un millón de personas de las cuales 300.000 son indígenas, el miedo a la enfermedad y la desatención del Estado han llevado a muchas personas a aceptar la inyección del antiparasitario que se les presentó como un paliativo para la covid-19. “Desde mayo, el alcalde de la provincia de Loreto y una alianza evangélica han convocado, usando las emisoras de radio, a las personas para que les apliquen ivermectina veterinaria como si fuera una vacuna contra la enfermedad. En Nauta, al menos 5.000 personas la han recibido”, cuenta Leonardo Tello, director de Radio Ucamara, la principal emisora de la ciudad ubicada a dos horas de la capital de la región, Iquitos, y punto de entrada hacia las comunidades indígenas del río Marañón.

Tello cuenta que muchas personas sintieron el aceleramiento del corazón tras recibir la inyección. “Ha sido horroroso el efecto secundario”, relata. El director de Radio Ucamara explica que algunos pastores evangélicos de Loreto han vinculado al nuevo coronavirus con el demonio y el fin del mundo, ofreciendo esas inyecciones “como una salvación”.

En la comunidad de Cuninico, donde gran parte de la población tenía síntomas de la covid-19, el técnico del módulo de salud –un ambiente prefabricado para la atención de pacientes por el Ministerio de Salud– dijo a los voluntarios de las denominadas Misiones Evangélicas de la Amazonía, que ya no necesitaban la “vacuna” porque la mayoría de personas se estaba cuidando con la medicina tradicional, con plantas. Sin embargo, los enviados por el grupo evangélico decidieron administrar la ivermectina veterinaria.

“La explicación de los voluntarios fue clara y directa de que está aprobado mediante una ley, y que es un tratamiento animal que da resultados positivos como vacuna”, refirió el apu –jefe indígena– de Cuninico, Wadson Trujillo Acosta. “Dijeron que lo están haciendo a nivel nacional y también en Nauta, y alertaron de los efectos secundarios como la diarrea. A algunas personas sí les produjo esa reacción”, describió.

En Cuninico, el 60% de personas mayores de 18 años recibió el medicamento. “Unas 160 personas”, precisa Trujillo. En 2014, dicha comunidad del pueblo indígena kukama fue afectada gravemente por un derrame de petróleo del oleoducto Norperuano. La contaminación de las aguas de ríos y canales les privó de la pesca para consumo familiar y la venta del excedente. Al no contar con agua potable, solo podían usar agua de lluvia. Tras años de litigio con el Estado, hace algunos meses tienen un módulo de salud donde atienden seis profesionales, hace un año era solo un técnico de salud a cargo.

“Aquí casi todos han tenido síntomas de la covid-19 y con remedios caseros los están contrarrestando. Algunos han estado en aislamiento porque seguimos con el problema de abastecimiento de medicinas. Recibimos 27 pruebas rápidas de diagnóstico para la comunidad, siete resultaron positivas y hemos guardado otras siete pruebas por si empeoran los casos. El personal tiene lo mínimo de implementos de seguridad, pero ya tenemos mascarillas para la población”, informa el apu Trujillo.


Por Jaqueline Fowks

 

Quer conhecer pontos pontos turísticos na America Latina ou em qualquer outro lugar no mundo? Visite nosso site. Compre sua passagem com preços especiais e tranquilidade,  nós recomendamos. hospedagem de qualidade, com todo conforto e com preço justo para qualquer lugar do mundo!  Queremos que conheça as melhores rotas para ir de onde você está para onde você quer chegar de carro,  bicicleta, a pé, avião ou em transporte turístico. Ligue para os lugares que você planeja ir em sua visita para confirmar se estão abertos. Hoje em dia a maioria das pessoas fazem seu seguro viagem para poder viajar com tranquilidade e segurança, e não perca a conexão, nem a oportunidade de enviar em tempo real suas fotos,  clique aqui e viaje conectado.

Créditos (Imagem de capa): Personal médico aguarda en el puerto de Iquitos para transferir pacientes al hospital de la región, este 18 de junio. Cesr von Bancels / AFP

Comentários: